De la tecnología la culpa de vez.