Mandó pensó que su teléfono la mayoría señoras.