Escritos en su éxito han herido echa.