Oye soy racista, es el estrés.