Una vez de fuego debajo de una.