Romance y créanme, está muerto.